Tuesday, November 22, 2011

Libros que molan

Ayer por la tarde logré zafarme por un instante de mis acuciantes compromisos pornofilosóficos para materializar mi entidad corpórea en la FNAC de Preciados, donde Don José Manuel Serrano Cueto presentaba su último libro, Vincent Price, el villano exquisito (T&B Editores). Por una feliz coincidencia me encontré allí con Don Víctor Olid, que no presentaba nada —en honor a la exactitud fáctica diré que sí me presentó a una amiga— pero asistía a la charla, interesantísima, de Cueto. Sin embargo Olid también acaba de perpetrar un libro, Malas pero divertidas (Ed. Raima), a seis manos con Naxo Fiol y Aratz Juanes.

El propósito de esta recensión no es dar el parte de mis actividades metropolitanas sino más bien animar a todos lo que lean esto a que se agencien un ejemplar —uno por lo menos— de cada uno de los libros mencionados. Yo aún no los he leído. O no exactamente. Pero eso no importa. Lo haré después de comprarlos. Ya voy percibiendo por ahí el olor a chamusquina de los insidiosos que verán traslucir en esta recomendación mi aprecio personal por Cueto y Olid. Bueno, pues se equivocan. Sí que les profeso humana estimación, pero con eso no bastaría para que me sentara aquí a escribir estas letras —soy un sentimental demasiado gandul—. La verdad es que lo que mueve mis dedos sobre el teclado es un muy refinado Sentido de la Justicia.

Por un lado el libro de Cueto debe ser adquirido y leído porque lo ha escrito un autor que no sólo sabe mucho de cine sino que además ha escrito y sigue escribiendo muy bien y porque el Sr. Price, objeto del estudio, es un individuo fascinante por el que cualquier aficionado al género fantástico con un mínimo de sensibilidad debería sentir verdadera devoción.

Por otro lado el libro de Olid/Fiol/Juanes debe ser  adquirido y leído porque, según tengo entendido, es un recopilatorio, debidamente ordenado, editado, corregido y ampliado, del sin lugar a dudas blog más descacharrante que sobre cine he divisado en mi vida, uno al que llevo suscrito desde hace tiempo y que no pienso linkear aquí para no convertir lo que debería ser promoción en un infecundo spoiler.

No tengo nada más que añadir salvo mi felicitación a los autores por haber puesto esas obras en el mercado para goce del lector, para incremento de la magnitud cultural de un país tan necesitado como el nuestro y —espero sinceramente— para honda satisfacción de sus respectivas cuentas corrientes.

Carlos Atanes website: www.carlosatanes.com





No comments: