Saturday, October 20, 2007

Aunque parezca mentira, una buena noticia

Una antigua leyenda de la cábala judía nos cuenta que en el mundo hay 36 hombres justos. La lista es tan secreta que ni ellos mismos están al corriente de su pertenencia a esa élite. Ese puñado de hombres justos es el sostén del mundo. Su muerte supondría (o supondrá) la hecatombre final. Alejandro Nieto, en "La organización del desgobierno" afirmaba algo parecido respecto a la administración pública: venía a decir que una dispersa docena de funcionarios abnegados evitaban que el estado se viniera abajo en un periquete.

El cine independiente también se haya, por fortuna, amparada por las égidas de algunos idealistas (o no tan idealistas) que armados únicamente con su voluntad y tesón insisten en achicar lo que el ruín consenso cataloga como pecios. Tengo localizados a algunos buzos de éstos en México, en Uruguay y en otros países del otro lado del charco. Aquí también he reconocido alguno. Si alguien se anima a escribir un tratado sobre la apasionante epopeya del cine muy independiente le pasaré los nombres para que los glose. Si no, con un poco de paciencia verá cómo van goteando por este blog.

Hoy toca uno ibérico: Miguel Ángel Escudero, el aliento vital de la
ACE, la Asociación del Cortometraje Español. Mi relación con este señor y su agencia son más de simpatía que de otra cosa, pues como es por todos ustedes conocido hace ya unos años que me quedé varado en el largometraje. Pero esto no me ha impedido abogar por su causa y añadir mi granito de arena contribuyendo con alguna idea, como hicieron muchos otros, a su Campaña de Apoyo al Cortometraje Español.

Lo que pretende esta Campaña es dar brillo y esplendor al parterre de lo que Miguel Ángel ha dado en denominar las MCE (Manifestaciones Cinematográficas Españolas, o sea, festivales, certámenes, festivales de cine, muestras, etcétera). Se inició con un período de consulta abierto a los individuos y organizaciones interesadas. A partir de las sugerencias vertidas se estableció una propuesta que se comunicó a todas las MCE. La propuesta, sintética y de un sentido común arrollador, se resume en cuatro puntos principales:

1- Aceptación de una ficha estandarizada, la ficha ACE, como se viene haciendo desde hace mucho tiempo en países civilizados como Francia y Estados Unidos, lo que agilizaría notablemente los pesados trámites de inscripción (ya que una sóla valdría para muchos festivales).

2- Remuneración económica a los participantes, o por lo menos a los finalistas. Demasiadas MCE concentran la totalidad del estipendio en el ganador o ganadores de algún premio. Esto es, desde luego, una injusticia flagrante, y no ayuda en nada a la dinamización del sector. Desde que empecé a rodar peliculitas vengo desgañitándome en vano con este asunto, repitiéndoles a los directores de festivales que lo que debe premiarse económicamente (de contar, claro está, con algún presupuesto) es la participación. Si además quieren tirar de talonario con el ganador, que lo hagan. Pero lo que no es de recibo es que un festival dedique miles de euros a uno o dos premios y ni un céntimo (ni un e-mail de agradecimiento) a la legión de participantes que han hecho posible la celebración de su certamen. Lo que esto pone tristemente de manifiesto es el interés de un festival en su autopromoción y su nulo interés por la cinematografía que la sustenta.

3- Que se informe a los realizadores acerca de la selección, programación de su obra y fallo del jurado aunque no sean seleccionados (no se sorprendan: ocho de cada diez festivales españoles no cumplen con la mínima cortesía de notificar nada en absoluto al esforzado productor que les ha enviado la cinta que tanto trabajo le ha costado, ni siquiera un acuse de recibo).

4- Que los cortometrajes regresen a las salas comerciales de cine.

Si me ha dado por hablar de esto hoy es porque la Agencia me ha comunicado la adhesión del palentino Festival de Cine de Aguilar de Campoo a la propuesta. Mis felicitaciones a Aguilar de Campoo y al resto de MCE que le han precedido hasta ahora: "Escorto" de San Lorenzo del Escorial, "Art Nalón" de Asturias, "Cantabria Visual", el Festival de Cine de Cartagena, "Cortos en Femenino Trama" de Barcelona y "Zemos98" de Sevilla. No son muchos, pero es un comienzo. Luego vendrán los festivales de largos y después haremos entrar en vereda a los que ningunean el vídeo.

Alegría, alegría, que no todo es llanto y desesperanza.

No comments: