Wednesday, November 9, 2011

Ya podéis ver "Maximum Shame"

"Maximum Shame" ya ha salido y está a la venta en CreateSpace y en Amazon con subtítulos en español y algunos pequeños extras (como los restos recuperados del naufragio del making-of, por ejemplo).

Esta película sólo se ha visto dos veces en España. Una en Madrid, en un pase especial, y otra en Gijón, en una proyección organizada por el Óptica Festival. Y no creo que se vea en más sitios. Es sobradamente conocida la aprensión que sienten los festivales españoles hacia mis películas. Y los distribuidores. Así que tampoco esperéis verla en los cines. Ni el las televisiones. En el momento actual la única posibilidad que tenéis de disfrutarla (o padecerla) es adquiriendo el DVD en una de las dos plataformas arriba citadas. A modo de resumen diré que "Maximum Shame" es la película más descolocante que he hecho hasta el momento, que la interpretan Ana Mayo, Marina Gatell, Ignasi Vidal, Paco Moreno, Ariadna Ferrer, David Castro y Eleanor James, que la produjo Marta Timón, que la música la compuso Marc Álvarez, que la fotografía la dirigió Albert Pons, que la rodamos a comienzos de 2010 pasando mucho frío, que ha sido seleccionada en diferentes festivales internacionales que me da pereza listar aquí y que fue nominada a la Mejor Película en el Festival de Cine Underground de Breda, Países Bajos. Y que, contrariamente a lo que podría suponerse, es, de entre todas mis películas, la que goza de mayor unanimidad entre quienes la han visto. Unanimidad positiva.

Podéis hacer dos cosas: verla o no verla. Pero si no os acabáis de decidir podéis tener en cuenta que de "Maximum Shame" se han dicho cosas como éstas:

«¿Quieres saber si es buena? No creo que sea tan sencillo como ponerle una etiqueta de "buena" o "mala". La película existe fuera de tales distinciones. Es brutal, inquietante, oscura, estimulante y decididamente única.»
Mark Bell Film Threat 

«Con esta retorcida fantasía el autor underground Atanes introduce a los espectadores en un profundo viaje filosófico a través de un minimalista terreno de juego en descomposición en los límites de la realidad. Ah, y es un musical.»
Mike Everleth - Bad Lit: The Journal of Underground Film

«Con su vestuario de cuero negro y mordazas dentales y una poderosa banda sonora que engloba desde los años 40 hasta el pop sintético de los 80, MAXIMUM SHAME es quizás el más ambicioso y pulido -por no mencionar el más extraño- largometraje de Atanes.»
Greg Smalley - 366 Weird Movies

«Cuando tu amante es una mujer que se apasiona hablando de números, hacer un "69" puede tomar un sentido totalmente nuevo. Aunque su propensión a discutir los números y sus significados puede ser eclipsada por asuntos más urgentes si piensas que el mundo está a punto de ser tragado por un agujero negro. Éste es el comienzo de MAXIMUM SHAME, del cineasta español Carlos Atanes.»
Nic Brown - B Movie Man

«Yo recomendaría esta película a quien sólo quiera ver algo diferente y único. Algo original. Y felicitaciones a Carlos por tener las pelotas para hacer esta película.»
James DePaolo - Horrorphilia Podcast

«El almacén de MAXIMUM SHAME es un particularísimo universo cerrado, un País de las Maravillas monstruoso donde se adentra la Alicia interpretada por Ana Mayo. Pero es también, y esto es aún más inquietante, una destilada versión especular del universo real en el que todos estamos viviendo ahora.»
Rob Smart - Bright Lights Film Journal 

«MAXIMUM SHAME de Carlos Atanes desafía toda descripción. La película está llena de ideas y obsesiones y poblada por un elenco extravagante en un entorno absurdo. El resultado es increíblemente atractivo tanto a nivel visceral como intelectual. MAXIMUM SHAME es un rompecabezas narrativo que, como el ajedrez, establece una serie de reglas en principio simples pero que permiten desarrollar y explorar posiciones infinitamente complejas. Si estás atento esta película te forzará a reconsiderar muchas de tus ideas preconcebidas. Además verla es una experiencia altamente gratificante.»
Paul Pritchard - Pulp Movies



Web de Maximum Shame



No comments: