Saturday, January 6, 2007

PRE/POST COGNITIO

“Coincidencia total” entre las regiones del cerebro que “evocan” el pasado y las que “tejen fantasías” sobre el futuro. Así dice la prensa que afirman los investigadores Karl Szpunar y Kathleen McDermott. Según ellos, esto explica por qué “las personas que sufren amnesia no pueden imaginar cosas sobre sí mismas en el futuro, aunque sí pueden concebir el futuro en sentido abstracto”. Salta a la vista que una cosa es imaginar, en sentido estricto, y otra concebir abstracciones. Esto lo experimento yo de primera mano todos los días. Por eso tengo tan mala memoria y veo el futuro tan negro, supongo. Hasta aquí bien. Lo que no entiendo es la separación, esa distinción entre “evocación” y “fantaseo”, tan afín al concepto académico de tiempo lineal que sitúa el pasado en el baúl de los recuerdos, en una suerte de almacén, y el futuro en una nube vaga de ensoñaciones. ¿Acaso no son perfectamente intercambiables? Podríamos afirmar que la misma región del cerebro sirve para evocar el futuro y tejer fantasías sobre el pasado, luego las personas que no puedan imaginar cosas sobre sí mismas en el futuro tampoco podrán imaginarlas en el pasado. Szpunar y McDermott dan por sentado que recurrimos a las imágenes de nuestro pasado para construir el fantasma de nuestro futuro, cuando podría ser muy bien a la inversa. En “PROXIMA”, el protagonista construye su pasado y su futuro a la vez, sin distinción jerárquica. Tanto monta, no hay uno sin otro. Es sólo una película, pero también un concepto abstracto. Un concepto bastante antiguo (y moderno a la vez, claro).

No comments: